jueves, 20 de junio de 2019

Fotomontajes para Granada



Aquí os muestro una serie de foto montajes realizados por gusto para (según mi opinión que no es mejor ni peor) conseguir una mejor ciudad.






Acondicionamiento paisajistico de la Azucarera de San Isidro

Dotación de usos públicos de los espacios de Azucarera

Dotación de usos públicos de los espacios de Azucarera


Dotación de usos públicos de la Azucarera




Paseos entorno a la Vega

Paseos Cerro de San Miguel


Dotación Verde y de servicios entorno al campo de fútbol


Gran Parque Verde-Botanico en el Ferial de Almanjayar
Rehabilitar antiguos tranvias para acceso a Albayzin alto

Re acondicionar el Arco de las Orejas en su lugar de Origen 

Re naturalizar el Darro y peatonalizar el Centro de Granada

sábado, 20 de abril de 2019

La Azucarera de San Isidro. Granada.



 - El complejo azucarero de San Isidro

El complejo azucarero de San Isidro e Ingenio de San Juan constituye, sin duda, uno de los hitos más relevantes del proceso de industrialización granadino, y conforma en sí mismo un testimonio histórico de excepcional importancia atendiendo a las repercusiones sociales y económicas de una industria que ha marcado la etapa contemporánea de la ciudad como motor de desarrollo de la misma, propiciando la creación de un nuevo barrio, Bobadilla, erigido para ubicar a la ingente población trabajadora que demandada el nuevo y próspero espacio fabril.
El Ingenio de San Juan (1882), la primera fábrica de azúcar de remolacha de España se crea con el fin de transformar la remolacha azucarera, cuyo cultivo se acababa de implantar en la Vega de Granada y que va a dar origen a un fulgurante desarrollo en todos los ámbitos de la ciudad. La vecina San Isidro, fundada en 1901, destaca por sus valores arquitectónicos, niveles productivos y alto número de mano de obra empleada, dando lugar en 1929 a un proceso de ampliación de las instalaciones que llegará incluso a absorber al vecino Ingenio de San Juan y a albergar instalaciones para la extracción de alcoholes, convirtiendo al complejo en una fábrica de grandes dimensiones tanto espaciales, como productivas y laborales.
Actualmente es posible apreciar aún cómo el espacio se estructuraba de forma totalmente funcional y de acuerdo a las exigencias que el propio proceso productivo requería, perviviendo los inmuebles bien conservados. Aunque la fábrica no cuenta ya con la maquinaria, las naves, edificios e infraestructuras existentes siguen proporcionando una información clara acerca de cómo se configuraba el proceso de producción.
Dicho proceso conlleva la existencia de unos saberes específicos en relación al cultivo de la remolacha, a la extracción del azúcar y a su comercialización, dando lugar a la creación de unas relaciones laborales concretas, a unos oficios determinados, a un modelado del propio territorio, y, en suma, a la cualificación de una parcela de la realidad granadina de principios de siglo XX que aún en la actualidad, sigue teniendo cierta pervivencia, presente en el imaginario colectivo y formando parte de la identidad y de la historia de Granada.
La cuidada arquitectura de los edificios establece otro de los valores patrimoniales más relevantes y diferenciales de este complejo industrial, destacando la formalización de la Torre Alcoholera y la fachada de San Isidro. Frente a otros complejos fabriles, los edificios de San Isidro y San Juan utilizan el ladrillo y la mampostería, con ventanales altos y rítmicos dispuestos en una ordenada composición de macizos y huecos que conforman una fachada principal orientada hacia la ciudad de gran calidad arquitectónica y valor estético.
Igualmente cabe señalar el valor paisajístico y ambiental del complejo azucarero, inscrito aún hoy día en la transición desde la ciudad a la vega, punto de intersección entre campo y urbe, entre el medio natural y la ciudad, siendo clave para entender la evolución histórica de la zona. Aún en la actualidad el complejo fabril sigue constituyendo la unidad constructiva más relevante y consolidada en el territorio donde se implanta, que ha determinado en gran medida la configuración urbana de la zona en la que se inserta. La rotunda presencia de la Torre Alcoholera, de clara inspiración centroeuropea y treinta metros de altura, constituye un hito paisajistico referencial e irrenunciable en este territorio de la vega granadina y de la propia ciudad de Granada.


(Texto extraído del Catálogo de inscripción de la Azucarera como Bien de Interés Cultural)


































martes, 22 de enero de 2019

Elvira, la Pompeya de Al-Andalus

Este artículo y variación del mismo fueron publicados en el medio digital El Independiente de Granada el día 31 de Diciembre de 2018. en la sección Cultural.
Os dejo el enlace para que tengáis acceso al mismo: PINCHA AQUÍ 


También fue publicado en el Diario IDEAL de Granada el Jueves 10 de Enero de 2019.
Os dejo el enlace PINCHANDO AQUÍ

Os lo dejo a continuación en mi Blog tal y como lo publicaron en el Independiente de Granada, las infografías son extractos de mi trabajo de investigación y de mi autoría:

El arquitecto Saúl Meral, investigador de los restos arqueológicos de la ciudad de Medina Elvira, en Atarfe, muestra en este artículo la importancia de la campaña científica que se está realizando y lamenta la falta de fondos para profundizar y divulgar una parte tan importante de nuestro pasado.
Reconstrucción de la ciudad de Medina Elvira en su entorno.
SAÚL MERAL
Reconstrucción de la ciudad de Medina Elvira en su entorno.
"La madina de Garnata fue fundada en la época en que los grandes señores de al-Andalus se declararon independientes. La capital era Ilbira, cuyos habitantes emigraron a Garnata. Habus al-Sinhayi […], se hizo construir una madina fortificándola, rodeándola de murallas".

Al-Idrisi, geógrafo del siglo XII
Actualmente se esta llevando a cabo una campaña arqueológica en Atarfe sobre restos de la ciudad de Medina Elvira. Una campaña bastante interesante desde el punto de vista científico. Hace algunas semanas se han mostrado al público en el auditorio de esta localidad las conclusiones preliminares de la misma. Tenemos un gran tesoro enterrado. Sabemos dónde está, pero nadie se atreve a “pulirlo” de verdad y darle la importancia que se merece. 
La palabra “Ciudad”, se puede estudiar desde diversos campos de investigación. Evidentemente según mi formación, haré referencia a ella desde el punto de vista urbano, con matices históricos. 
Tenemos un gran tesoro enterrado. Sabemos dónde está, pero nadie se atreve a 'pulirlo' de verdad y darle la importancia que se merece
La ciudad de Elvira, cuyo máximo desarrollo y esplendor se produce entre los siglos VIII y XI podría decirse que es una de las primeras ciudades islámicas en la Península y Europa. Los granadinos contamos con algo curiosísimo: en un radio de diez kilómetros de distancia tenemos una de las primeras y la última ciudad árabe de nuestro país. Ilbira es un yacimiento sumamente importante a nivel europeo, nos muestra entre otras cosas cómo pudo ser la convivencia de “distintas culturas” en una misma gran ciudad, ya que se organizaban por barrios según antiguo origen (cristiano, familias árabes, etc.)… Todo ello bajo dominio de la alcazaba (área de poder) y en relación con la mezquita y área artesanal. Partes de estos elementos mencionados están localizados, pero vueltos a enterrar para no ser objeto de expolio o destrucción, como recientemente se tuvo que hacer con parte de la muralla que estaba a la luz en el cerro del Sombrerete. 
Espectacular recreación de Medina Elvira, una Ciudad en mayúsculas. S.M.
Evidentemente, la ciudad tiene unos antecedentes históricos documentados, ya que se han encontrado en estos parajes restos tanto paleolíticos, neolíticos y argáricos como ibéricos y romanos de cierta entidad. Se cree con firmeza que ella es la evolución de diversos asentamientos agrícolas tardo antiguos hasta llegar a su mayor esplendor antes de ser abandonada literalmente por su difícil defensa militar. 
Pero, volviendo atrás, ciudad como tal, urbanísticamente hablando y a día de hoy, Ilbira es una gran ciudad islámica, que se encuentra totalmente enterrada y gran parte en un posible buen estado, ya que se abandonó en una fecha concreta para la fundación por los ziríes de la ciudad de Granada. 
Recreación de la vida en el interior de la ciudad de Medina Elvira. S.M.
Decir “Ciudad” conlleva mucho. Por ejemplo, no existe, como todo el mundo sabe, ciudad en el mundo musulmán sin mezquita, zona artesanal y área de poder. Aquí esta datada y localizada desde hace siglos. 
Tampoco es lo mismo una alquería que una ciudad. Las alquerías son pequeñas comunidades rurales. O sea, lo que podría hoy llamarse pueblo en cierta manera, o villa rural o vicus si nos adentramos en época romana. 
En el mundo romano ocurre igual, urbanísticamente para que se constituya ciudad debe existir foro, al Igual que templo y teatro y otros elementos… Si no consta con un mínimo de ellos, no podemos denominar ciudad a cualquier resto humano.

Villas romanas que no hacen una ciudad

Entiendo que, de manera urbana y personalmente, Granada a día de hoy no proviene de “Ciudad Romana”, de “Ciudad”, propiamente hablando, aunque los restos romanos en todo el perímetro granadino son evidentes, como se viene demostrando continuamente (últimamente tan de moda), la aparición de villas diseminadas por nuestro territorio (algo muy muy normal), a día de hoy no dejan de ser eso, villas. Casas agrícolas más menos ricas, con sus elementos propios, que, por razones culturales, sí, son mas “monumentales” que una vivienda musulmana, pero no más importante desde el punto de vista histórico o científico que una ciudad. No debemos dar mas importancia a unos restos arqueológicos sobre otros simplemente porque sean más “bellos a la vista humana”. 
Reconstrucción artística de cómo sería una de las calles de Medina Elvira. S.M.
Sería bastante interesante que encontráramos en Granada templo o teatro romano por ejemplo… Cambiaría cierta parte de la historia urbana de nuestra ciudad, pero a día de hoy, no existen argumentos propios a mi entender y al de muchos para hablar de una ciudad como tal, aunque algunos lo defiendan a capa y espada. 
Por desgracia, no hay mucha financiación española para el gran Parque Arqueológico que podríamos tener tan cerca. Bueno…, decir parque quedaría chico por la entidad de esta Ciudad
Con todo esto, vengo a evidenciar la entidad que puede tener para nuestro país, Europa, Granada y Atarfe el complejo arqueológico de Elvira. Localización en la que en los últimos años y en distintas campañas se encuentra excavando el grupo polaco perteneciente al Instituto de Arqueología de la Academia de las Ciencias Polacas, entidad que financia la investigación actual. Por desgracia, no hay mucha financiación española para el gran Parque Arqueológico que podríamos tener tan cerca. Bueno…, decir parque quedaría chico por la entidad de esta Ciudad. 
La pena es que, posterior a esta reciente campaña, todo aquello descubierto como las anteriores prospecciones, casi con seguridad se volverá a enterrar. Como viene ocurriendo desde hace años, entiendo que hoy en día, económicamente hablando, resulta complejo mantenerlo a cielo abierto sin custodia y sin que nadie apueste fuertemente por ello. 
Espero que algún día, esta Ciudad, a la que muchos eruditos denominan “la Pompeya de Al-Ándalus” empiece a ser sacada a la luz y mantenida al público como objeto didáctico, científico y turístico de Atarfe y Granada
Espero que algún día, esta Ciudad, a la que muchos eruditos denominan “la Pompeya de Al-Ándalus” empiece a ser sacada a la luz y mantenida al público como objeto didáctico, científico y turístico de Atarfe y Granada. Espero que, un día, alguna de estas prospecciones sirva como célula primigenia de crecimiento, para un futuro Parque Arqueológico de gran entidad, aunque como dice el maestro Malpica, “el estudio de esta ciudad nos sobrepasará a nosotros en el tiempo y a futuras generaciones”. 
Espero que algún día, la ciudad madre de Granada sea reconocida como debiera.


miércoles, 26 de diciembre de 2018

Arco de las Orejas.-Granada. Historia y Fotomontaje en su lugar de Origen

Para hacer una introducción histórica, dejo para empezar parte de un articulo que lo deja bien resumido, para terminar mostrando mi fotomontaje realizado por "amor al arte" donde plasmo donde debiera haber seguido estando si en su día no se demoliera:


Extracto del articulo publicado en Dirario IDEAL de Granada, escrito por Amanda Martinez:
Articulo completo PINCHA AQUÍ


[...]
El Arco de las Orejas
La de las Manos u Orejas, la de los Cuchillos o de las Pesas; la de Bibarrambla o de Bibalfarax (puerta del Caballo, el nombre por el que los árabes conocían a la calle Salamanca) había llegado casi intacta hasta el siglo XIX. Sus arcos, las impostas labradas sobre el mármol de Elvira, las piedras que lo construían y cada uno de sus detalles, contaban la historia de esta ciudad. "El arco se abrió en una muralla que ya existía en el s XI, obra de los ziríes", cuenta el profesor de la Universidad de Granada Juan Manuel Barrios Rozúa, autor del libro "La Granada Desaparecida". Entonces, Bib Rambla era un mercado de verduras y junto a ella estaban la carnicería, pescadería, el mercado de la seda, el zoco, la mezquita mayor...Y un trazado laberíntico de calles por el que bullía la vida de una ciudad en su momento de esplendor.
Tanto Manuel Gómez Moreno, que defendió el Arco de la piqueta desde su posición de miembro del Consejo de Monumentos, como Francisco de Paula Valladar, comparaban "la construcción valiente y atrevida" de esta puerta con la de la Justicia de la Alhambra. "Abríase en el fuerte muro un gran arco de herradura algo apuntado, de altura aproximada de 10 metros desde el suelo a la clave", describe el fundador de la revista Alhambra en su "Guía de Granada".
A partir del reinado de Juana la Loca, la plaza Bib Rambla comienza a cambiar su fisonomía. "Hasta entonces había sido una explanada amplia, rodeada de casitas bajas, con el mercado de campesinos de la Vega de puestos de cañizo de telas" continúa el profesor Barrios Rozúa, "y se convierte en la plaza mayor de Granada, donde se celebran fiestas, autos de fe, corridas de toros o juegos de cañas". Para dar más solemnidad al lugar, se rodea de edificios de más altura con soportales y balconadas con vistas a la plaza y paredes adosadas a la antigua muralla de la Medina. La puerta de las Orejas, también iba cambiando. Dónde antes se había lucido con orgullo las orejas de los malhechores se colocó un lienzo de la Virgen de la Rosa y se habilitó una capilla donde se celebraban misa los domingos y festivos.
El destructor siglo XIX
No ha habido centuria más catastrófica para el patrimonio granadino. La Guerra de la Independencia había dejado vacías las arcas municipales y el patrimonio histórico es el más resentido. También se abandonan casas moriscas y corrales de vecinos que se caen sin que nadie se interese por frenar su deterioro. Para sanear sus arcas, el Estado inicia la desamortización y conventos e iglesias pasan a manos particulares que especulan con los terrenos y, para colmo, las autoridades y la nueva clase burguesa quieren "europeizar" Granada. La nueva filosofía urbanística imponía unas reglas clásicas, simétricas, un lenguaje cosmopolita y ecléctico de amplias calles y fachadas alineadas. Se emboveda el Darro, de destruye la Medina para construir la Gran Vía y ese Arco que a duras penas aguantaba en la calle Salamanca sencillamente, era considerado feo y un estorbo, explica Barrios Rozúa.
"Se quiere regularizar el trazado de Bib Rambla y las calles adyacentes y eso pasaba por eliminar el pasado musulmán", explica Ángel Rodríguez, responsable del equipo de arqueólogos que trabaja en la excavación de la calle Salamanca y autor de, entre otros, del libro "La Granada arqueológica". "Por otro lado, la estructura de la puerta estaba muy alterada, los vecinos habían ido ganando terreno al monumento para dar más amplitud a sus negocios y su falta de estabilidad fue la excusa para proceder al derribo", comenta el arqueólogo.
Una larga agonía
Prácticamente en ruinas y abandonada a su suerte, era "bochornoso el estado de suciedad en que se halla, en cuyo interior se deposita basura y animales muertos que desprenden emanaciones pútridas y un olor insoportable" denunció El Defensor el 2 de julio de 1884, días antes de su demolición. Pero los granadinos no quieren perder el monumento y, como explica Rodríguez, "la defensa del Arco se convierte en un hito en la protección del patrimonio a nivel nacional". Ante el primer intento de su derribo, allá por el 1873, se opone el presidente de la República Pi y Margall, escritor e intelectual vinculado a Granada. El gobierno central la declara Monumento Nacional y encarga a la Comisión de Monumentos que vele por su futuro. Así pasan once largos años de tira y afloja demostrándonos que las relaciones del ayuntamiento de Granada con el ministerio de Fomento, era responsable de la Comisión, nunca han sido fluidas. Finalmente, en 1884, aludiendo a motivos de salubridad y seguridad y ante el estupor de todos, la puerta se derriba. [...]
[...] En 1935, el arquitecto municipal Torres Balbás reconstruyó el Arco de las Orejas en el bosque de la Alhambra, donde aún continúan. "Lo ideal es que no se hubiera derribado en su momento, pero se ha musealizado en un espacio muy digno, está cuidado, iluminado y volver a la imagen que el espacio tenía en el siglos XIX, es inviable", concluye el director del Patronato.
"Está perdida, incomprensible, en un sitio donde no tiene sentido", dice el profesor Barrios Rozúa. "Hay ciudades más preocupadas por el patrimonio que Granada, que aprovecharían para derribar las casas que hay ahora y reconstruir la puerta en su lugar original", concluye el profesor. [...].

------------------------------------------------------------


Analizando ya por mi parta la documentación histórica como diversos planos:


Plataforma de Vico 1612 Aprox.
Generalmente en los Grabados de David Roberts, en torno a 1837 acostumbramos a ver esta puerta de Bib-rambla en una perspectiva rara, si queremos trasladarla al plano. 
esto no ocurre si hacemos su simétrica. Quizá debida al ser grabados, nos han llegado tal y como si la viéramos en un espejo. y no en su posición original. 
Aquí las dejo dándole esa "vuelta simétrica" para que se pueda ver en la esquina original

Gate of the Vivarambla

Gate of the Vivarambla

En el Plano de Dalmau ya vemos que no aparece:


Como ya sabemos, esta puerta se encuentra hoy en dia en el bosque de la Alhambra. un lugar magnifico pero que llega a confundir:
(Fotos de mi autoría)

Arco de las Orejas

Arco de las Orejas

Arco de las Orejas
Plano actual
En su día, la plaza Bib-Rambla rectificó sus lados para convertirse en cuadrado perfecto. La puerta ya no sería exactamente puerta de entrada directa a la plaza, sino que se encontraría dando a calle Salamanca, aunque se percibiría desde la plaza si algún día se optara por devolverla a su lugar original:

Fotomontaje Arco de las orejas en su lugar Original