miércoles, 26 de diciembre de 2018

Arco de las Orejas.-Granada. Historia y Fotomontaje en su lugar de Origen

Para hacer una introducción histórica, dejo para empezar parte de un articulo que lo deja bien resumido, para terminar mostrando mi fotomontaje realizado por "amor al arte" donde plasmo donde debiera haber seguido estando si en su día no se demoliera:


Extracto del articulo publicado en Dirario IDEAL de Granada, escrito por Amanda Martinez:
Articulo completo PINCHA AQUÍ


[...]
El Arco de las Orejas
La de las Manos u Orejas, la de los Cuchillos o de las Pesas; la de Bibarrambla o de Bibalfarax (puerta del Caballo, el nombre por el que los árabes conocían a la calle Salamanca) había llegado casi intacta hasta el siglo XIX. Sus arcos, las impostas labradas sobre el mármol de Elvira, las piedras que lo construían y cada uno de sus detalles, contaban la historia de esta ciudad. "El arco se abrió en una muralla que ya existía en el s XI, obra de los ziríes", cuenta el profesor de la Universidad de Granada Juan Manuel Barrios Rozúa, autor del libro "La Granada Desaparecida". Entonces, Bib Rambla era un mercado de verduras y junto a ella estaban la carnicería, pescadería, el mercado de la seda, el zoco, la mezquita mayor...Y un trazado laberíntico de calles por el que bullía la vida de una ciudad en su momento de esplendor.
Tanto Manuel Gómez Moreno, que defendió el Arco de la piqueta desde su posición de miembro del Consejo de Monumentos, como Francisco de Paula Valladar, comparaban "la construcción valiente y atrevida" de esta puerta con la de la Justicia de la Alhambra. "Abríase en el fuerte muro un gran arco de herradura algo apuntado, de altura aproximada de 10 metros desde el suelo a la clave", describe el fundador de la revista Alhambra en su "Guía de Granada".
A partir del reinado de Juana la Loca, la plaza Bib Rambla comienza a cambiar su fisonomía. "Hasta entonces había sido una explanada amplia, rodeada de casitas bajas, con el mercado de campesinos de la Vega de puestos de cañizo de telas" continúa el profesor Barrios Rozúa, "y se convierte en la plaza mayor de Granada, donde se celebran fiestas, autos de fe, corridas de toros o juegos de cañas". Para dar más solemnidad al lugar, se rodea de edificios de más altura con soportales y balconadas con vistas a la plaza y paredes adosadas a la antigua muralla de la Medina. La puerta de las Orejas, también iba cambiando. Dónde antes se había lucido con orgullo las orejas de los malhechores se colocó un lienzo de la Virgen de la Rosa y se habilitó una capilla donde se celebraban misa los domingos y festivos.
El destructor siglo XIX
No ha habido centuria más catastrófica para el patrimonio granadino. La Guerra de la Independencia había dejado vacías las arcas municipales y el patrimonio histórico es el más resentido. También se abandonan casas moriscas y corrales de vecinos que se caen sin que nadie se interese por frenar su deterioro. Para sanear sus arcas, el Estado inicia la desamortización y conventos e iglesias pasan a manos particulares que especulan con los terrenos y, para colmo, las autoridades y la nueva clase burguesa quieren "europeizar" Granada. La nueva filosofía urbanística imponía unas reglas clásicas, simétricas, un lenguaje cosmopolita y ecléctico de amplias calles y fachadas alineadas. Se emboveda el Darro, de destruye la Medina para construir la Gran Vía y ese Arco que a duras penas aguantaba en la calle Salamanca sencillamente, era considerado feo y un estorbo, explica Barrios Rozúa.
"Se quiere regularizar el trazado de Bib Rambla y las calles adyacentes y eso pasaba por eliminar el pasado musulmán", explica Ángel Rodríguez, responsable del equipo de arqueólogos que trabaja en la excavación de la calle Salamanca y autor de, entre otros, del libro "La Granada arqueológica". "Por otro lado, la estructura de la puerta estaba muy alterada, los vecinos habían ido ganando terreno al monumento para dar más amplitud a sus negocios y su falta de estabilidad fue la excusa para proceder al derribo", comenta el arqueólogo.
Una larga agonía
Prácticamente en ruinas y abandonada a su suerte, era "bochornoso el estado de suciedad en que se halla, en cuyo interior se deposita basura y animales muertos que desprenden emanaciones pútridas y un olor insoportable" denunció El Defensor el 2 de julio de 1884, días antes de su demolición. Pero los granadinos no quieren perder el monumento y, como explica Rodríguez, "la defensa del Arco se convierte en un hito en la protección del patrimonio a nivel nacional". Ante el primer intento de su derribo, allá por el 1873, se opone el presidente de la República Pi y Margall, escritor e intelectual vinculado a Granada. El gobierno central la declara Monumento Nacional y encarga a la Comisión de Monumentos que vele por su futuro. Así pasan once largos años de tira y afloja demostrándonos que las relaciones del ayuntamiento de Granada con el ministerio de Fomento, era responsable de la Comisión, nunca han sido fluidas. Finalmente, en 1884, aludiendo a motivos de salubridad y seguridad y ante el estupor de todos, la puerta se derriba. [...]
[...] En 1935, el arquitecto municipal Torres Balbás reconstruyó el Arco de las Orejas en el bosque de la Alhambra, donde aún continúan. "Lo ideal es que no se hubiera derribado en su momento, pero se ha musealizado en un espacio muy digno, está cuidado, iluminado y volver a la imagen que el espacio tenía en el siglos XIX, es inviable", concluye el director del Patronato.
"Está perdida, incomprensible, en un sitio donde no tiene sentido", dice el profesor Barrios Rozúa. "Hay ciudades más preocupadas por el patrimonio que Granada, que aprovecharían para derribar las casas que hay ahora y reconstruir la puerta en su lugar original", concluye el profesor. [...].

------------------------------------------------------------


Analizando ya por mi parta la documentación histórica como diversos planos:


Plataforma de Vico 1612 Aprox.
Generalmente en los Grabados de David Roberts, en torno a 1837 acostumbramos a ver esta puerta de Bib-rambla en una perspectiva rara, si queremos trasladarla al plano. 
esto no ocurre si hacemos su simétrica. Quizá debida al ser grabados, nos han llegado tal y como si la viéramos en un espejo. y no en su posición original. 
Aquí las dejo dándole esa "vuelta simétrica" para que se pueda ver en la esquina original

Gate of the Vivarambla

Gate of the Vivarambla

En el Plano de Dalmau ya vemos que no aparece:


Como ya sabemos, esta puerta se encuentra hoy en dia en el bosque de la Alhambra. un lugar magnifico pero que llega a confundir:
(Fotos de mi autoría)

Arco de las Orejas

Arco de las Orejas

Arco de las Orejas
Plano actual
En su día, la plaza Bib-Rambla rectificó sus lados para convertirse en cuadrado perfecto. La puerta ya no sería exactamente puerta de entrada directa a la plaza, sino que se encontraría dando a calle Salamanca, aunque se percibiría desde la plaza si algún día se optara por devolverla a su lugar original:

Fotomontaje Arco de las orejas en su lugar Original


lunes, 24 de diciembre de 2018

Cuento de Navidad: "El Pájaro mágico de Granada"


El pájaro mágico de Granada

Existe en Granada un lugar mágico. Uno de los pocos parajes que aún nos ha llegado del tiempo de las hadas y los elfos, y que sigue casi intacto. 
Aunque pocos son los que conocen su secreto, si paseas por él, puedes ver pistas de lo que fue y es aún.

Hace muchos muchos años, cuando la tierra estaba habitada por seres mágicos, un trocito de Granada era increíblemente especial. De allí, brotaba un manantial hechizado, agua que daba propiedades únicas a los seres que allí vivían. Animales que hablaban y cantaban como los hombres, gnomos, elfos y gigantes vivian cerca de él, e incluso los reyes magos de oriente, lo utilizaban como una de sus paradas obligatorias a la hora de recargar fuerzas en su viaje de Navidad.

Con el paso del tiempo, y el dominio de los humanos de la tierra, la ciudad de Granada se fue colmatando de casas. Los hombres, construyeron por su alrededor, pero una fuerza especial hizo que aquel lugar se conservara. La leyenda de lo que fue aquel emplazamiento se fue perdiendo con el paso de los siglos, y donde brotaba aquella agua especial, se hizo una fuente. Fuentenueva le llamaron los humanos.

Aunque los hombres no conocían su poder, el lugar conservó algunas de sus propiedades, y es por ello que sobrevivió a la aglomeración de casas y pisos, quedando como uno de los pocos reductos verdes dentro de Granada. Y aún sigue con algunas de aquellas cualidades mágicas, pero los ojos de los hombres no están preparados para verlas. Hay que mirar muy muy bien lo que allí ocurre, sobre todo, por las noches.

Somos muy pocos los ancianos que conocemos la leyenda. Allí, al llegar las noches de luna llena, salen gnomos y seres fantásticos, aunque cada vez queden menos, pero no pueden abandonar lo que queda de jardín. Aquello que en su día fue un frondoso bosque.
Se dice que, si lo abandonan, aquellos seres se convierten al amanecer en lo primero que toquen.

Entre las piedras que hay en él, aun podemos observar algunos seres muy muy antiguos e incluso el cuerpo de un gigante que en su día intentó salir de allí.
Pero hubo uno que casi lo consigue. Un pequeño gorrión mágico que hablaba y cantaba como los ángeles, cansado de no tener ya a nadie con quien hablar esas pocas noches, intentó engañar a la profecía. 

La noche de navidad del año 2010, salió volando intentando no tocar nada, pensaba llegar a Irlanda, país donde un pequeño duende le había contado que aún quedaban bosques donde ellos podían vivir en libertad, pero muy pronto se cansó y quiso volver a casa, no contaba que, para llegar allí, necesitaba una fuerza en las alas con la que él no contaba. Con muy pocas energías ya, se posó en un banco cercano al jardín y allí quedó, transformado en lo primero que tocó. En el frio metal que es el hierro fundido. No obstante, hay quien dice, que algunas noches de luna llena se le oye cantar maravillosamente.

Cuenta también la leyenda, que aquel que encuentre el pájaro y le frote el pico, si no es de Granada volverá a ella otra vez y si es de nuestra ciudad, le concederá un deseo.


Le fou andalou.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Soneto: Al Sueño


al sueño

Llegará la noche pronto, y yo anhelo
la llegada en esta de un dulce sueño.
Si no es de los buenos lo desdeño.
A Morféo esta noche yo apelo.

Que sea de los que remontan vuelo, 
de esos que uno desea con empeño
que cumpla mis fantasías el ensueño
sin llegar a sentir... sentir recelo.

De aquellos que te llenan de deseo
haciéndote embriagar el corazón
Al igual que en la boda de Teseo.

Y líbrame de mala agitación 
que haga del despertar algo feo
Que me haga sentir abrumación.


Le fou andalou




viernes, 31 de agosto de 2018

Nuevo Cuadro "Family Day"

Hoy por primera vez hemos hecho un cuadro familiar.
Dripping in Family!!! jejejejje

aqui os dejo Video y resultado, espero que os guste!!!

Family Day
Tecnica mixta sobre lienzo 150x60cm
Granada, verano 2018

Family Day

Le Fou Andalou

Cantos de Primavera


Desde pequeño, el canto del Mirlo en primavera me ha fascinado. Es el mas particular de mi jardín, y el que he intentado imitar desde que tengo uso de razón y se silbar.
Cerca de mi edificio siempre han existido varias parejas, por lo que su canto ha sido constante desde que comenzaba la mañana. Me he dado cuenta de que si los machos están relativamente cerca su canto incluso llega a parecerse.


Como he dicho, desde que se silbar e intentado imitar este reclamo desde mi balcón. Llegaba a creer que podía tener comunicación con ellos, ya que tras parar yo, comenzaba él, y al parar él comenzaba yo… así podía tirarme el tiempo que quisiera, según lo aburrido que estuviera. Nunca he sabido si era intercomunicación o simple casualidad.

Debido a este particular canto, fácil de emular para mí, siempre he “buscado comunicarme con ellos” pero lo que ha ocurrido este año ha sido sorprendente y quiero que seáis participes de esta peculiar historia:

Mi abuelita, una “malagueña salerosa” como se autodenomina ella, va ya para los 92 años.
Sale poco de casa y sola nunca. La mayoría de horas del día si es soleado se la pasa en la terraza de un tercero con vistas (gracias a Dios), a un jardín.

Tengo la enorme suerte que desde mi balcón se ve el suyo, por lo que, aunque no estemos juntos todo el tiempo que quisiera, la tengo muy presente ya que desde mi casa la veo y podemos saludarnos desde la distancia agitando las manos.

Ella, se “inventó” una melodía silbada hace pocos años para llamarme y cuando la escucho se que es ella, salgo a la ventana o balcón y nos saludamos agitando los brazos a la distancia.
La melodía de mi abuelita es muy peculiar y algo larga. No es un simple y sencillo silbido. Es casi canción. Ella la hace, y yo le contesto con el mismo tono. Reímos, nos saludamos, y volvemos cada uno a lo suyo.

Pero el hecho que de verdad hace interesante y curiosa esta historia es que este año, los machos de Mirlo que hay en nuestro barrio, “cantan por mi abuela”!!!!!.
Se ve que de tanto repetir mi abuelita la “copla”, la han copiado y la han hecho suya como reclamo.
Mi abuelita, esta señora tan viva que siempre ha irradiado alegría, ¡¡¡ha conseguido enseñarle una canción a los pájaros de mi jardín!!!. La naturaleza es maravillosa. Y esta primavera más.
Es encantador, oír por la mañana a los mirlos “cantar por mi abuelita”.
(Basado en una historia real)


Pincha aqui si quieres oir el canto de Mirlo AQUI

Le Fou Andalou.- Granada,  Verano 2018

miércoles, 13 de junio de 2018

jueves, 15 de febrero de 2018

Carta al director Diario Ideal

Os dejo mi ultima carta al director publicado ayer, dia de los enamorados en el diario Ideal de Granada:

  ¿Y ahora que?

Se le suele decir a los jóvenes que deben estudiar o si no, trabajar. El hombre maduro como sabemos, aunque no se cumpla, tiene derecho a un trabajo digno, y es con la “edad suficiente cumplida” cuando uno se jubila y puede por fin dedicarse a la contemplación.

Análogamente, ¿está dando la sensación que a Granada le está llegando la hora de la Jubilación?

Parece que para bien o para mal una era de proyectos en Granada ha terminado o está a punto.
Empezamos ya hace años con los grandes parkings subterráneos y mejoras en calles, bulevares y gran vía se reformaron, para ir terminando con Tranvía y próximamente el AVE o sucedáneo...

¿Y ahora que? ¿Nos sentamos a contemplar? ¿Estamos ya “completos”? ¿Granada ha llegado ya a su época de jubilación? 

Una ciudad no puede quedar por un tiempo sin aspiraciones, sin buscar nuevas mejoras. Sin nuevos proyectos. Me niego a creer que Granada haya quedado sin nuevas metas.

Puedo entender que los ciudadanos estemos cansados, pero es la labor de nuestros políticos ilusionarnos.
Aún hay mucho por hacer en nuestra Granada que mejore nuestra calidad de vida. Tenemos ejemplos claros en ciudades vecinas que han sabido luchar por sus intereses. Que antes de terminar una línea de Metro ya estaban empezando otra...

Puesto que no somos Dioses. No podemos sentarnos al séptimo día a contemplar. Debemos seguir trabajando. Estamos acabados si lo consideramos “acabado”.

Saul Meral Bernal
-Arquitecto-


Google+ Badge