lunes, 30 de noviembre de 2009

Liftings en la Restauración Arquitectónica

Perpetuo Socorro
 
La restauración en la Arquitectura es una acción que se debe apoyar por todos los estamentos de nuestra sociedad. Debemos cuidar lo que tenemos para que sea “disfrute” de los que nos precederán.
Pero se debe actuar en conjunto y teniendo en cuenta el factor tiempo.

El paso del tiempo, es inevitable y va dejando su huella. Esta huella no es necesariamente desagradable y debe ser considerada para los objetos parte de su vida y su uso. Es la "pátina del tiempo" o el equivalente a los que les sucede al ser humano según va entrando en años, las arrugas pueden ser interesantes y a veces dan personalidad a un rostro. En los objetos ocurre lo mismo, esto no podemos borrarlos. Hacerlo sería como borrar su historia.

Por eso me posiciono en contra de estos “liftings faciales” que se están haciendo a monumentos de nuestras ciudades. Bueno es que se restauren, pero un monumento no puede perder su identidad, muchas veces adquirida con el tiempo. debemos saber en cada momento por su aspecto de que época data, y no solo por su estilo. Pero lo que es ya el colmo, es que en muchos casos, la restauración se limite a un lavado de cara y por dentro se sigan manteniendo problemas estructurales.

Un mero ejemplo de estos liftings se puede observar en la iglesia de nuestra señora del Perpetuo Socorro de Granada. La fachada sobria y austera, es de estilo renacentista y con ornamentación barroca.

Hoy en día tras su lavado de cara que sufrió hace unos años, podría pasar perfectamente por Neo-Renacentista, para los no profanos.  Osea, algunos  ya no percibimos sus años por su rostro.

Fachada tras "Limpieza de Cara"
Es verdad que la iglesia ya necesitaba un lavado de cara, pero una cosa es esto y otra contraria es lo que le que se hizo con ella, ya que en mi humilde opinión, la fachada parece recién construida. De aspecto impoluto, con piedra la cual parece recién traída de cantera.

Ejemplos de esto hay muchos por toda España e incluso en nuestra misma Alhambra se puede ver alguna torre que en su época sufrió actuación similar y podría pasar por recién construida.

Señores no podemos ser tan radicales y olvidarnos de este maestro constructor que es el tiempo, pues puede ser uno de nuestros mayores aliados.

Saul 2009
Este Articulo fue publicado en el Periodico Ideal el dia 14/10/2012

Foto de la Edición Impresa

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.