jueves, 16 de octubre de 2014

Soneto: "De ambos lados"

Hijo de la iglesia y el pecado
fruto del amor al árbol prohibido,
es Zalacain el incomprendido 
amante del uno y el otro lado.

A la aventura se ha abandonado,
y solo por ella es redimido;
Maldecido a la par que ungido
solo anhela amar y ser amado.

 Busca luz en un mundo de sombra,
agarrarse a  lo que pueda amar,
a él ya nada, o todo le asombra

y si de algo le han de agraviar,
Si algo le engulle en la  solombra,
es sentirse, cual animal bipolar.
 
 Un Chat Andalou
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.