lunes, 12 de junio de 2017

Branco



La semana pasada me pidieron desde Portugal para una serie de estudios relacionando arquitectura y color, un breve artículo sobre el Museo de la Memoria de Andalucía, e impresiones en mi primera visita.
De unas 300 palabras, este es el texto que he enviado: 


Blanco
Si algo caracteriza a la obras del Maestro Campo Baeza, es el uso del color blanco en su arquitectura.
De corte extremadamente minimalista y contundente, el arquitecto español es fiel a la arquitectura vernácula mediterránea. Hacer más con menos, manejo de la luz, introversión, el blanco propio del encalado...  Estas son algunas de sus mayores características, y en su obra del Museo de la Memoria de Andalucía no iba a ser menos. 
Autor: Daniel Castro Sánchez

Cuando visité por primera vez su museo, abrumado después de ver tantos años, como se levantaba el edificio pantalla, (un gran muro evidentemente de hormigón blanco de 7 plantas en el que solo había una brecha en su parte superior), la sensación fue contradictoria. No conocía planos, y esperaba un lugar cerrado, con luz muy dirigida ya que el gran muro proporcionaba sensación de ensimismamiento, pero fue justamente todo lo contrario.
Tras pasar el quicio de la puerta, se abrían espacios que por su simplicidad tanto en forma como color o luminosidad  (he de decir que mis primeras visitas fueron en verano, por lo que la luz era muy intensa propia del sur de España) provocaban una “explosión de sensaciones”. Sensaciones difíciles de describir.

Si, como dicen expertos, cada color produce una sensación distinta, el color blanco, que físicamente hablando, es la suma de todos los colores, por analogía puede producir una gran variación de sensaciones distintas dependiendo del ojo vidente.
Tanto en su hall abierto tras la puerta de entrada, pero sobre todo en el gran patio con trazas helicoidales o en la brecha del edificio pantalla donde en la 7 planta se encuentra el restaurante, el blanco junto a la luz, me proporcionaron una impresión extrema de belleza y grandiosidad.
Pero esa gran explosión de blanco no es apta para todos. Al igual que existe el Horror Vacui, mis años de experiencia me están haciendo pensar que también existe un Horror Alba cuando el ojo no acostumbrado, no encuentra ninguna otra referencia de color.



Saul Meral Bernal
Arquitecto
Granada  09/06/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.