domingo, 17 de marzo de 2013

Asis (Assisi), la ciudad de San Francisco



Situada en la región de Umbría, y tan en boga tras la elección del nuevo Papa Franciscum (Papa Francisco I) es la ciudad de nacimiento de San Francisco, patrón de Italia y de Santa Clara (Fundadora de las hermanas Clarisas).

El año pasado, durante varios meses de estancia en Roma, tuve la oportunidad de visitar la ciudad de Asís varias veces en fechas clave y pernoctar en ella en varios lugares, por ello os puedo resumir brevemente cualidades de la misma.

El núcleo central de Asís, se encuentra situado en la parte superior del monte Subasio y desde el cual se pueden contemplar en cada rincón vistas espectaculares a la Vega.

Vistas a la campiña, Assisi


La ciudad, tiene origen Romano y se evidencia claramente en el Templo de Minerva, hoy  Iglesia que se sitúa en la plaza más importante de la ciudad y en donde se organizan las fiestas principales del pueblo, fechas clave para visitarla, ya que la ciudad goza de mayor esplendor.

 En su parte superior se encuentra el Castello di Rocca Maggiore, y en dicha ciudad encontramos también diferentes iglesias de distintas épocas todas de gran interés arquitectónico y gran belleza que no voy a describir en este momento, mejor dejarlo por descubrir.

Castello di Rocca Maggiore, Assisi


Es de destacar la Basílica de San Francisco de Asís que pertenece al patrimonio histórico mundial. Donde se encuentra el Convento franciscano y la iglesia menor y la mayor (basílica inferiore e superiore) de San Francisco que se comenzaron a construir inmediatamente después de la canonización del mismo en 1228 y fueron concluidas en 1253

Basilica San Francisco Asis (Francesco d´Asssisi)


La iglesia menor cuenta con frescos que fueron restaurados por los famosos artistas del alto medioevo Cimabue y Giotto. En la iglesia mayor se hallan frescos de Giotto que representan escenas de la vida de San Francisco. 

Desde luego, no es una ciudad de peregrinación masiva como Santiago de Compostela a lo largo de la historia, pero bien lo merece, por el carisma y personalidad de San Francisco, cuya vida religiosa fue austera y simple, en la que animaba a sus seguidores a hacerlo de igual manera, siendo por ello bastante carismático no solo por su voto de pobreza sino también por su relación con la naturaleza, cosas que solo se puede entender si se conoce el entorno, ya que con todo lo dicho, el lugar presenta una energía positiva indescriptible.

 Hoy en día, la ciudad goza de grandísima aceptación entre aquellos con votos religiosos y es por ello que en cualquier época del año se puede encontrar en ella tal cantidad de monjes, sacerdotes y monjas.

Monje con voto de pobreza, Asis


Las fiestas de la ciudad y fecha claves si se quiere conocer el pueblo en su mayor esplendor se celebran el primer fin de semana de mayo y son llamadas: “Festa dil Calendimaggio”.

En dichas fiestas, se muestra la rivalidad del pueblo entre zona de Arriba (Sopra) y de abajo (Sotto), pero una rivalidad bien sana. 

Antiguamente, Sopra era la parte rica y Sotto la más pobre.

Assisi (Sotto)


Las fiestas son de marcado origen medieval donde rivalizan ambas zonas, ambas con sus respectivas banderas de colores principales Azul y Rojo.

Se rivaliza tanto en espectáculos medievales diurnos y nocturnos que se pueden observar en gradas (pagando) y como hemos dicho situadas en la plaza principal, además de canticos (ya entrada la noche del sábado) y para finalizar en tamborradas… hasta que los jueces eligen el barrio ganador del año.
El pueblo entero se viste de medieval y es bien difícil poder entrar en el espectáculo aunque no imposible.

Assisi (Sopra)


 Indicar que para poder entrar en determinados lugares, es indispensable vestirse de época ya que si no la entrada permanece vetada. También remarcar que es indispensable comer porchetta y vino de la tierra, y finalizar la viandas con un buen Amaro.

Comiendo Porchetta


En nuestro caso, y ya que la ciudad entera se encuentra plena de restos de las fiestas, Mi gran amigo brasileño Otavio y yo, nos hicimos como pudimos trajes medievales con restos encontrados, y terminamos sentados en primera fila contemplando canticos medievales dignos de las mejores operas.
Pero bueno, cualquier época es interesantísima para visitar Assisi (Asís).

Franciscanos en Asis

Concierto de musica Medieval

Desde luego, dormir en la parte de arriba, donde se encuentra el núcleo importante de la ciudad, es interesante, aunque si menos económico, pero dormir en la Vega lo es igual y se pueden encontrar casas particulares que alquilan habitaciones y se encuentra en contacto con la naturaleza. De esta manera, se puede gozar de un magnifico paseo hasta la ciudad bien marcado, entre zonas de cultivo.



Lo dicho, bien merece la pena visitar Asís en cualquier época del año. Contemplar y sentir la energía de San Francesco, eclesiástico en el cual debería mirar hoy en día toda la iglesia católica y esperemos que bien merezca el nombre del nuevo Papa.

Un Chat Andalou

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.