viernes, 18 de octubre de 2013

"Papá quiero ser Romano" Articulo de Opinión

Hoy os dejo con este Articulo de Opinión recién publicado en el Diario Ideal de Granada donde hablo sobre el Origen de la Ciudad y la Arqueología.







 


Papá, quiero ser Romano


La semana pasada en Granada se presentó al publico la exposición “1000 años de Medina Elvira” dentro de los actos que conmemoran el Milenio de nuestra ciudad.
Y todo ello me hace reflexionar el papel de la Arqueología y el uso público de la historia que se hace en nuestra bien amada Granada.
Al fin y al cavo, todos estos testimonios de la historia pueden ser tratados como “recuerdos de familia” que debemos mostrar al público, al ciudadano, a los descendientes directos, sin salirnos claro está del rigor científico que conlleva, manteniendo una posición rigurosa y neutral.
Pero esta labor científica muchas veces choca con los intereses políticos-pedagógicos. Desencuentros  entre la labor científica y el interés de los “mass media”, como bien indica Andreina Ricci, Arqueóloga y Profesora universitaria en Roma.
Algo parecido vengo observando desde hace años en Granada, quizá propiciado por una cierta “vergüenza” de nuestro pasado directo Árabe.
Desde luego, Granada no es Córdoba, pero bien parece que muchos quisiéramos,  ya que buscamos la “ciudad Romana perdida”  tal como Heinrich Schliemann  hizo en su  día con la Troya perdida. Y cuando aparece una Villa de tantas las que se encuentran en nuestro ámbito nacional, aquí se “para el mundo” pues quizá se haya encontrado la piedra angular que buscamos, la que dé por fin solución a la ecuación, la que nos “limpie” la vergüenza de nuestro origen Árabe.
 Y quien sabe, quizá un día incluso aparezca ya que como dice el refrán, quien busca encuentra.
Mientras tanto, olvidamos lo que tenemos, lo que somos, de dónde venimos… como bien nos llevan gritando muchos eruditos desde Gómez-Moreno en el siglo XIX hasta el Maestro Malpica.
Nuestro origen, el origen de Granada, la Pompeya de Al-Ándalus como la llaman algunos,  la ciudad  que se encuentra a las faldas del Cerro del Sombrerete y el Tajo Colorao ahí sigue abandonada, esperando a que algún día alguien tome en serio los gritos al aire de pocos… ¡Ay! Si fuera Romana!!!!
Hace poco, se escuchaba en los medios como un refutado político se indignaba de que el Milenio no haya dejado ningún bien tangible…
Que gracia, el bien tangible nos lo dieron hace ahora 1000 años y aun sigue allí esperando a que lo “desempolvamos”.

 

Un Chat Andalou 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge

Se ha producido un error en este gadget.